El entorno

La Residencia-Internado Los Sauces Pontevedra se encuentra situada a 3 kilómetros de la capital de Pontevedra, en un entorno natural dentro de las Rías Baixas. Bosques de eucaliptos, robles y pinos circundan la parcela en la que se encuentra el colegio Los Sauces.

Su situación junto al mar lo hace un enclave muy atractivo para los estudiantes que pueden aprovechar su tiempo con excursiones y practicar deportes acuáticos o disfrutar de las numerosas oportunidades culturales que ofrece la ciudad de Pontevedra.  A menos de una hora de viaje se encuentra la capital de Galicia, Santiago de Compostela, que con su Catedral, museos y su patrimonio artístico y cultural hacen de este enclave uno de los más turísticos y visitados de España y una oportunidad más para los alumnos.

Una gran familia

El concepto de Residencia de Los Sauces está muy alejado de la imagen que se puede tener de un internado. Estamos hablando de una comunidad familiar volcada en cada uno de nuestros alumnos para que saquen el máximo provecho a las clases y a las horas de estudio.

La Residencia se convierte así en una oportunidad para quienes necesitan un entorno de estudio que no consiguen en sus casas ni en otros colegios, con apoyo constante  y estudio dirigido hacia el aprendizaje.

Es también la opción aconsejada para los que quieren alcanzar brillantes calificaciones. Un entorno adecuado para el estudio -apoyados en un profesorado próximo y comprometido- suponen el mejor aval para alcanzar sus metas.

Pero hay otras ventajas para aquellos niños que optan por la Residencia. Además de favorecer el  rendimiento escolar, la Residencia Los Sauces fomenta la autonomía del alumno, les ayuda a organizarse y a asumir responsabilidades, refuerza su personalidad y favorece sus habilidades sociales.

Con ello obtenemos los resultados esperados: estudiantes que tienen confianza en sí mismos y en sus posibilidades, capaces de enfrentarse con seguridad y optimismo al futuro. Todo un reto construido en comunidad.

El objetivo de la residencia es crear un ambiente acogedor y familiar que invite al trabajo y al estudio diario. Los alumnos tienen todas las tardes estudios dirigidos en grupos reducidos por sus profesores-tutores para realizar sus tareas y deberes. Es un internado residencia pequeña y muy familiar localizado en Pontevedra (Galicia), cuyas características son: 84 alumnos que representan el 20% del volumen total del Colegio. 2 plantas (1 para alumnos y otra para alumnas) con habitaciones con capacidad

para 4 alumnos cada una, que se agrupan siguiendo criterios de edad, curso y afinidad.

Alimentación

Basada en una dieta equilibrada. Cocina propia. 5 comidas al día (desayuno, “snack” para media mañana, almuerzo, merienda y cena).

Contacto con la familia

Semanalmente el jefe de internado transmite a los padres la evolución del alumno.

Mensualmente se envía un informe a casa en el que se reflejan los siguientes aspectos:

Relación con los monitores.

Relación con los compañeros.

Actitud en el estudio.

Uniformidad.

Comedor.

Orden en la habitación.

Aseo.

Actitud ante las normas.

Comportamiento general.

Alumnos

El colegio Los Sauces Pontevedra ofrece todas las etapas educativas, desde que los niños cumplen 3 años hasta que finalizan el Bachillerato. Es un centro que destaca por prestar especial atención al seguimiento personalizado de los alumnos para ayudar a aquellos que necesitan apoyo extraescolar en algunas asignaturas, o para conseguir los máximos resultados para los que quieren lograr un brillante expediente académico.

Los niños pueden ingresar en la Residencia desde Educación Primaria. El equipo de monitores de Los Sauces se encargará de supervisar y asegurar la correcta integración de cada niño en su nuevo entorno. Sabemos por experiencia que a los pocos días de su llegada se sentirán ya parte de esa gran familia que le apoyará durante todo el curso escolar.

Horarios

La vida diaria de los alumnos tiene dos períodos diferentes, los días lectivos y los días festivos. En los lectivos, la organización gira en torno a las clases. Los fines de semana y los festivos se organizan mezclando el estudio y el ocio.

Horario de día lectivo

8.00.-  Levantarse.

8.30.- Desayuno.

9.00.- Incorporación a la actividad escolar.

16.45.- Fin de la actividad escolar.

17.00-18.15.- Regreso a la Residencia. Merienda y tiempo libre.

18.15-20.30.- Deberes y estudio dirigido con apoyo de los tutores

21.00.- Cena

21.30.- Tiempo libre o estudio individual

22.30.- Subida a las habitaciones

23.30.- Descanso nocturno.

Los fines de semana los períodos de estudio se combinan con el tiempo libre, deporte y actividades organizadas: salida al centro de la ciudad, cine, u otras propuestas de carácter cultural como visitar diferentes zonas históricas, o también realizar rutas por los alrededores.

Ocio y tiempo libre

Los residentes cuentan con diferentes opciones para su tiempo libre. Una de las más utilizadas es la piscina climatizada, a la que pueden acudir fuera del horario escolar. También disponen de acogedoras salas de televisión y juegos, así como zonas de lectura y biblioteca. La conexión wifi  en todo el colegio les facilita contactar con familiares y amigos por Internet. Los alumnos también realizan salidas a los alrededores, como puede ser a la propia ciudad de Pontevedra o a lugares de interés en los que realizar pequeñas excursiones. Siempre salen acompañados por un monitor.

El equipo

El Responsable de la Residencia y el equipo de monitores supervisan diariamente las actividades de los estudiantes. Realizan un acompañamiento en sus tareas, se aseguran de su progreso académico, están atentos a las relaciones con sus compañeros  y actúan como nexo de unión con el profesorado para colaborar en su progreso académico.

Su papel es esencial y los residentes saben que tienen en ellos un apoyo constante, tanto en los aspectos escolares como en los personales.

Contacto con las familias

El éxito de la Residencia Escolar y la superación de los cursos depende de una fluida relación entre la familia y los tutores del niño. Para ello el Responsable de la Residencia mantiene contactos semanales con los padres del alumno donde les explica su evolución y se adoptan pautas de atención para el futuro.

Mensualmente el Responsable del internado envía a cada familia un informe en el que se refleja: la relación con los monitores, la relación con los compañeros, la actitud en el estudio, la actitud ante las normas, el orden en la habitación, uniformidad, aseo, comedor y comportamiento en general.

Instalaciones

La Residencia Los Sauces se encuentra ubicada en un edificio próximo al Colegio. Es una construcción moderna y funcional, muy luminosa y totalmente equipada para las necesidades de los alumnos. Tiene capacidad para 84 alumnos que se distribuyen en dos plantas, una para chicas y otra para chicos. Al tratarse de una comunidad formada por un núcleo pequeño de alumnos se favorece un ambiente similar al de una gran familia, donde todos tienen el apoyo, la amistad, el respeto  y la confianza de sus compañeros y tutores.

Las habitaciones  están preparadas para acoger tres estudiantes que se agrupan en función de las edades, afinidades y cursos. Disponen de zona de estudio individual y conexión wifi durante determinados períodos del día.

En ambas plantas disponen de salas de televisión, zona de lectura y juegos para que los alumnos puedan compartir sus momentos de ocio. También cuentan con pabellón polideportivo y piscina climatizada en la propia Residencia que pueden utilizar tanto a diario como festivos o fines de semana.

Con ello se consigue un triple objetivo:

– Proporcionar a cada alumno el apoyo necesario para su progreso académico.

– Generar un ambiente de relación y convivencia entre los alumnos.

– Favorecer la autonomía personal mejorando las capacidades de cada alumno.

Servicios

Los alumnos disponen de diferentes servicios.

– Limpieza de habitaciones y servicio de lavandería.

– Comedor.  Los niños realizan cinco comidas diarias: desayuno, «snack» de media mañana, comida, merienda y cena.

– Servicio médico. El colegio cuenta con médico a donde se pueden dirigir los alumnos cuando tienen alguna enfermedad. Igualmente, disponemos de seguro privado para derivarlos a centros hospitalarios en caso de necesidad.

– Departamento de Orientación. El colegio tiene un Departamento de Orientación que se encarga de evaluar a cada niño cuando accede al colegio con el fin de determinar la atención más adecuada para su correcto progreso académico.

– Transporte. Los fines de semana hay rutas hasta diferentes localidades gallegas para que los niños que lo deseen visiten a sus familias. Cuando residen fuera de la Comunidad se les facilita la conexión con sus ciudades de origen.